Dije que escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

Escribo porque creo que no existe otro medio para expresar la vulgaridad de los pensamientos más íntimos sin ser reprendida por el tono de voz que uso cada vez que digo lo que siento.

lunes, 13 de marzo de 2017

Fragmentos

Retoza la libertad
sobre el subsuelo
de mi piel entumecida;
tus caricias hacen raíz
desde tu tacto
hasta más allá de mí
y mi frialdad dormita;
una sigilosa provocación
es tu brisa junto a la mía
evocas
la tentación del mar
que besa a la arena
con tímida decisión
y elegante lascivia;
al unisono de tu voz
me vulnero, me meso
entre la cordura y
tu devastadora delicia
que riñe a mi decencia
y a mi corazón debilita;
en mi soledad nocturna
te arremetes como un santo,
tiras palabras de "amor"
me vuelcas en engaños;
eres una trastada de pasión
de deseo confinado
ese es mi gusto de ti
catar el peligro de tus labios...

En ti revivir y vivir mal amando.