Escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

sábado, 31 de diciembre de 2011

Cenegal

Hundida en tus reminiscencias
creo amarte
con sinceridad y con nobleza,
creo odiarte,
con orgullo y con tristeza.

Hundida en tu malevolencia
creo matarte,
acribillando tu sonrisa, con proeza
creo buscarte
solo por malicia.[Desesperanza].

Hundida en tus bellas risas,
creo tocarte
con luz de indigna entereza,
creo olvidarte
por vil, por ruin, por destreza.

Hundida en tu pícara brisa,
creo besarte,
sólo catar tus labios de cereza,
creo curarte
de tu dolor que me destroza.

Sortilegio

Sortilegio son tus ojos,
voz cual canto de azulejos,
no te miro, tú estás lejos,
pero vivo en los espejos
del agua y cantos viejos.

Sortilegio es tu boca,
de pasión es una estaca
que puro "amor" arranca,
de mi sonrisa que ataca
tu beso impío que escapa.

Alegría

Exprime tu corazón
del zumo de la tristeza,
declama la vida con
elegante entereza,
si alguna canción
reclama y embeleza
tu dicha, baila al son
de la delicada esperanza,
que revive la razón
cuando dolor no destroza.

BOCETO [Carta de Adiós]

18/Dic/2011 3:57 am


Bello tan descarado, hace mil días te conocí, novecientos pensé en ti, los otros cien creí vivir… De dolor amor fue mi desliz, que rezaba por tus besos en abril y me vi, más que desolada, peor que desalmada; andariega en tu mirada, la vida pasaba, y yo amor, más y más me “enamoraba”. quinientos sonetos en mis madrugadas intentaba, mi corazón era débil, por ti no dormitaba; diez prosas de amor escribí ahogada en vasos de licor que confundían mis lagrimas con agua.

De saberte amor, tan maligno, bello tan descarado tal vez jamás te hubiese querido, conteniendo cada cigarrillo en mi boca, para tampoco pronunciar mi risa insonora. De saberte amor, tan maligno, no hubiese inhalado el eucalipto, pensando que esa tu esencia me brindaría un respiro. Bello tan descarado, mis manos cultivaron tu vida, tu rostro feliz, en mil versos reavivaron tu todo, tu inicio, tu fin…mi todo, mi inicio, mi fin…Bello tan descarado de saberte tan maligno, no hubiese contestado a tu voz provocativa y tu torpeza, tu candor, hubiese sido burla de mi vida. De saberte tan maligno amor, hubiese dormido más tiempo, pues tu belleza despertaba mi sueño vil, del que también fuiste dueño; cantarte amor, no fue más que una brisa de encanto, que pudo ser amor más que mi llanto callado, que en mí fingía no amarte sin descanso. De saberte amor tan maligno estas palabras no serían para ti, y tal vez otro hombre se “reinventaría” para ser tu imagen, tu presencia, mi vid. Si lo hubiese sabido amor, mis versos no hubieran recorrido tu espalada y tantos poemas amor no “escribiría” con fe, con ansias. Bello tan descarado, contrae mi respiración, de no ser por ti amor, mis manos hubiesen fracasado.

Bello tan descarado, ¡ESCAPA AMOR! ¡ESCAPA! Hoy no sé más de tu “amor”, de olvidarte amor, de OLVIDARTE…de olvidarte me he saciado, es el día 1001 y de ti me he atestado, no sé, tal vez fue tu belleza amor o tu caprichoso mirar dorado, fue tu pasión o tu paciencia que me ha quebrantado…Bello tan descarado…¡ESCAPA! De saberte tan maligno amor… ¡JAMÁS! Juro que JAMÁS hubiese amado.

[Por primera vez es verdad, adiós amor…adiós.]

viernes, 9 de diciembre de 2011

PECADO

De vainilla los labios,
de placer la mirada,
que de lujuria remoja
mi calma, mis ansias.

Tu poesía es manzana,
desnudez de palabra,
con los dientes carcomo
tu beso y suavizo tu cama.

Por tu respiración, llueve
rocío en el pabellón de
mi espalda, desliza mi
nuca y me siento varada,
entre el deseo, el amor
y la calma; tu pecho es
veneno que inocula mis
ganas y enredo mi cabello
en tu cuello con farsa, es
un velo lascivo que juguetea
con tus férvidas palmas,
el frenesí es insonoro a tus
sollozos que arrancan,
uno a uno mis deseos de
ser tuya sin son de calma.

Que el brío de tus ojos
bostece el placer, de
hallarme contigo si tiento
sutil, tu piel con mi piel.

La noche se acaba, nos
castiga la fatiga, si mañana
mi voz te grita, juro peco
contigo sin razón, por vil desidia.

Esencia de cocoa

Arribas en el alba del olvido,
un suspiro alargas,
has perecido,
las hojas crujen y
un escondido silbido,
disfraza "amor" y resucita
tu voz,
tu tácito camino.
Si hilo mi dolor,
un ropón te tejo
y lo abrigo en el piñón
de tu piel, de tu sabor,
olvido tu adiós que deslíe
mi silencio,
que amarga la pasión
de halar tu ser
hasta mis desvelos;
si vuelves,
dime hoy que no demoras,
que un tramo de
"amor" por mi desbordas,
que cuando sucumba
el invierno vendrás
a solas, a entregar tu
"amor" de hora en hora,
sin restricción amaré tu sombra,
que se enciende con esencia
de cocoa,
que esconde las miradas turbias
por clamor, un clamor
que está de sobra.

3:00 AM

El otoño renace
en luz de alborada,
amarra mis manos
y apuñala mis palmas,
la tinta me hurta,
mis lagrimas acaba,
cuando miro la Luna
el dolor me hace falta.
Bostezo tu recuerdo,
tu promesa, bohemio,
sobria de tu "amor"
camino en silencio,
por nuestras veredas
corazón, el alquitrán
se hace dueño de
mi respiración, de la
que un día fuiste eco.
Refresca mi pasión
tu vainilla, el licor,
los versos vuelan,
repelen mi intuición,
por deletrearte prosas
resucita un gran dolor,
amargo, turbio, no sacia
nunca tu condena de
ilusión…

sábado, 5 de noviembre de 2011

PROSA DE DESEO

Si el arpa de tus cabellos no me canta, Dios me halle desprovista de amor, de paz, de mi alma, que contigo te llevas cada vez que un suspiro me sueltas, y tu rostro restriega que tu cuerpo ya tiene dueña; que tus manos de hiedra me enredan la conciencia, tu piel y boca son coincidencia de belleza, y ni en las manos de Dios se moldea dos veces tu proeza. Sonrisa fina, con migajas de paciencia, con palabras de experiencia, con lujuria que provoca mi sofoco, mi dolencia, que de vez en vez me ahoga con tu indiferencia. ¡Bendito, tan maldito sea el éxtasis de tu cuerpo!; tu mirada mi condena, que semana a semana degüella mi mente, que en la lluvia y el calor me mantiene inconsciente, por tener este deseo insolente de no temerte y ser fuerte, para sonreír complaciente cada vez que te me pones enfrente, pero tu lasciva sonrisa me hace ser débil, ¡"quererte"!, confundiendo deseo con "amor"...y tú, y yo...yo, mejor yo...queriendo tenerte.

[...namás un sueño.]

PONZOÑOSO

Nostálgica quimera,
ardiente infusión,
de ciruela y pera
que despiertan confusión.

Fantasía malvada,
tu cuerpo despidió,
en una noche helada
tu piel me conmovió.

Un alba turquesa,
un cigarro, tu canción,
si falsa tu sonrisa
fuera, no des explicación.

Rutilante melodía
la de tu respiración,
a mi tímpano de día
le solloza tu razón.

Despierto en calma,
sin ti, sin tu calor,
un respiro da a mi alma,
tu mirada de candor.

[Cuando murió Octubre]

lunes, 31 de octubre de 2011

31 de Octubre.

Sonrisa afilada
con sombras de olvido,
si se mece tu espalda
entre tu oído y el mío;
un silvido risueño
mi paz a traído,
marchitando el dolor
de un "amor" no crecido.
Tirando una semilla
de esperanza él ha sido,
gota de rocío, que regó
los capullos dolientes
de versos no florecidos.

...En días de Octubre el "amor" sabe...Claro! si lo tienes.

sábado, 8 de octubre de 2011

Nocturno

Deleite incompetente
rige el atardecer,
me siento radiante
al no encontrar en mi ser
ni una pizca del estandarte
que no cesaba de crecer.

¡Libertad de no amarte!
No me puedo enternecer,
ahora soy más fuerte
que el pasado amanecer.

-------------------------------------------------------
Diezmar de mi mente tu recuerdo
a minutos he intentado, siento mi corazón no es cuerdo,
mi muso te ha creado. Eres estruendo
inaudito que delicado va saciando
a todo lo que un día creía arrumbado,
no sé que pasa…por ti, el dolor me ha abandonado.

TAL VEZ aún controla la alegria de mis sonrisas. Tal vez.

sábado, 17 de septiembre de 2011

El dolor, también se besa.

Que mejor idea, al tomar aquél diccionario de sinónimos... una manera de aprender palabras... una forma de descubrir la hermosa melodía de las palabras... fue tomar aquél diccionario de sinónimos y escribir esto... para recordar palabras... para aprender palabras.

Obstinada en un Edén
marchito, lloro en el andén
mellado, amargo desdén
opíparo, no me confiere

el descanso.

Azorado, somnoliento
calor de mayo, un viento
caprichoso y un canto
apasionado, mohíno, cual

mis manos.

Refulgente mi tristeza,
beata mi locura, atiza
bellas dudas a mi destreza
renovada con el dolor de

aquel olvido.

Mítica dicha, mentira
el placer, la irá
estúpida es una lira
a mis pies, cansados

de fe.

Zozobra, en mi piel
palidez, la hiel
perfume fue, y él
zarcillo que adornó mi

acre corazón.

Soledad y un veguero,
mi voz en el cenicero,
el desamor bajo mi sombrero,
cuando la lluvia me canta

un bolero.

Mil gotas de rocío,
el Sol sale y no sonrío,
tú apareces, yo me rió
de tu Luna y su promesa,

maldita embustera.

Tu desdicha a mi alma
presta y si esa calma
te levanta, tu garganta tema
al sentir la soga de

mis palmas.

El dolor también se besa,
me lo restregó tu risa,
por olvidarte tengo prisa,
pero mi intento en tu

piel desliza.

De noche ya es, amor
bebe una copa, tú clamor
es pasión y mi dolor
tu alforja, ¡Vamos amor

olvida ahora!


[…..] Quería terminar su último poema.

jueves, 16 de junio de 2011

CARNE DE TU CARNE

A: Esta vez, no necesita dedicatoria...


Si de ti fui
creada,
¡Dios te salve
bendito!,
no por nada
yo te amaba.
¡Si!, mi cuerpo
reclamaba,
volver a tus
costillas,
exhalar tu aire
pulcro,
ser tu piel
y me abrigaras.
Con razón mi
sangre hervía,
a tus venas
aclamaba
y mi cabello
cual cortina,
era el tuyo
no hay mentira.
Santa fue la
arcilla, para las
mujeres un
VENENO,
tú el mió, no lo
niego, cuerpo
limpio, mi deseo.
Bellas manos
las de nuestro
Padre, dieron
gracia a tu
piel cobarde.
Pincel divino,
de plata sus hebras,
pintó esos ojos,
esa boca, ese
rostro de canela.
Incienso de su
templo, regó
en tus mejillas,
te condenó a
oler a suculenta
vainilla.
Y así nuestro
Dios, te abrigo
en un sueño,
despertaste y
miraste su
largo cabello,
su piel de piñón
y esa finura en
su pecho,
el pecado tu
"amor", y yo quien
imagina aquel
CUENTO.

jueves, 9 de junio de 2011

QUÉ!?

¡Que me valga
un suspiro este amor!,
que de lejos ya no arde
y me libera del dolor.

Que me ha hartado
tu recuerdo, que desidia
solo me comparte y en
incertidumbre me mantiene.

Que un día me despierte
y la muerte no me espere,
que no grite, NUNCA GRITE,
que me olvidas, que no existes.

Que la calma que compartes
se derrumbe en tu recuerdo,
yo no espero, ni en ti pienso
sólo juego con mis sueños.

Que no creas en el viento,
cuando silbe mis palabras,
siempre miento, no te quiero
no te quiero, no te quiero…

Que estos versos son baratos,
son corrientes como tú,
hubiese querido no amarte,
pero ve como tienes mi quietud…

[jajajajajajajajajajajajaja..........]]]

martes, 10 de mayo de 2011

TERMINÉ LA PRIMAVERA

A: Mayo [Crac" Crac"]

Caliginosa primavera,
jauja de amaneceres
carmesí, con bálsamo
jamaica, fértil soledad
y veneno en el jardín,
varias razones tengo
PARA OLVIDARME,
alejarme hoy de .

Mariposas embusteras,
revolotean sin piedad,
ignoro sus voces
ciegas, no me dejan respirar,
letanías de alegría,
gritan gritan sin parar,
hunden más,
ESTA FALSEDAD.

Enredadera de orquídeas,
soga de belleza;
igual ahorca un alambre
de púas que estas flores
color proeza. Sol
anaranjado, asfixiante
cuarzo dorado, quema
el ocaso, solo hazme caso.

Lagrimas de Jacaranda,
alfombran lila, roen mis
pies y mi alma enfrían,
llora la vida, la muerte
espía, la calma es mía
si en demencia me hallo,
recordando tu alegría.
[Tu alegría, tu alegría]

Mal augurio es tu sol,
estupida primavera, corro
y grito, TE BUSCO AMOR,
cuando cánnabis no crece
en esta tierra que te espera.
Desolada, triste y un poco
somnolienta, el vino corre
en mi sonrisa, en mi sonrisa
EMBUSTERA

domingo, 6 de marzo de 2011

DULCE DE COCO

A: La Luna

Apelmazado trocito
de nube redonda,
Dios te arrancó
de un beso santo
y te alumbró
con su aurora.
Te dio esencia de coco,
de nardos y rosas,
luego te pulió
con rubí, entre
su canto y la gloria.

Con curvas
muy finas
decoras tu sombra,
amarilla,
blanca y luego
algo roja, si yo te digo
incesante
que eres
mi luz y mi alforja,
que iluminas
mis penas,
sin juzgar, sin ser tonta.

¡Mujer ha
de ser
éste el cielo marino!
,
que te prende
a su oído
sin hacer ningún ruido,
que a veces
no espera
la oscuridad de la tierra,
se apresura
y te usa
en su gran piel turquesa.

Leche de higos dulces,
espesa y lejana
vanidad,
solo calor te hace falta
para alcanzar
la divinidad.
Pero tu albor todo
lo compensa,
bien sabe
Ixchel tu ternura,
tu certeza, de saberte
muy bella,
sin ser altiva
en tu presencia,
alumbrando hasta al hombre
que camina
y ni en tí piensa.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Ocurrencias

XLV

No te apiades de mi alama mía,
pues el día que lo hagas
sabre que mi piel desgarras,
mejor se fuerte y alivia
toda la amargura que en mi radica.
Ajada este calvario
y no pidas compasión ni amparo
,
pues el día que lo hagas
sabre que mi dignidad
ha erradicado
la corpulencia que ha permanecido
intacta ante lluvias y presagios.


XLVII

Como ave me siento
si vislumbras mis sueños,
tan frágil y distante
con temor de acercarme.


XLVIII

Ámame, ámame por favor,
dime que me amas,
dame la razón,
miénteme,
dime que no me puedes olvidar,
miénteme,
dime que por siempre me amaras.
¡Anda, dímelo ya!
¡Ten seguridad!


XLIX

Vanidosa candidez,
ternura y caprichos,
tal vez son solo dichos
que esconden calidez.

sábado, 15 de enero de 2011

[...]

[Tenía 12 años de vida y mi corazón por primera vez sintió dolor, uno de mis primeros poemas, no tiene título (suspiro)...Era una niña!...SOY UNA NIÑA!]

Pensarte solo pensarte
para poder recordarte,
más consuelo no me queda
que recordar tu voz que me llena.

Pensarte solo pensarte
para recordar tu sonrisa
llena de vida,
que al mismo tiempo me
regocija de noche y día.

Pensarte solo pensarte
para jamás volver a mirarte.

Pensar en ti me hace muy feliz,
porque con tan solo imaginarte
ya puedo recordarte,
aunque no como quisiera
pero si como tan solo pudiera.

Pensarte solo pensarte
para jamás olvidarte.

SUICIDA

A: Alfonsina Storni



A mi si me gusta saborear mi suplicio...

Nostalgia de besar la muerte,
de plañirla insonora en el aire,
amarrándola a mi tobillo doliente
de caminar el alba con desaire.

Sentir y vivir mis exequias
que mis sueños truncan y desesperan,
mis ojos llorosos que miradas
al sol regalan, porque nada esperan.

sábado, 1 de enero de 2011

ENERO

A: jajajaja!

Céfiro helado
más cruel en enero,
un invierno soleado
y muere un jilguero,
ante el fugaz sonido
de un triste bolero.

Aljófar en mi nariz,
cielo azul y habano
gris, nada es feliz
si tu cuerpo tierno
ya no es mi desliz,
ni tú, suspiro eterno.

Estación pasajera,
de aguanieve y licor
que enferma
, consejera
quisiera ser de tu "amor"
y diluir en una vinajera
mis lagrimas y tu dolor…