Dije que escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

Escribo porque creo que no existe otro medio para expresar la vulgaridad de los pensamientos más íntimos sin ser reprendida por el tono de voz que uso cada vez que digo lo que siento.

domingo, 30 de junio de 2013

Quimera de verano

26 de junio de 2013/Promesas de kiosco
A:__________ Espera.


Supliqué un suspiro al viento,
después un sorbo a la lluvia,
la luna fue de luz un intento,
en la madrugada que todavía
reza con dolor, por el aliento
cansado de su vida turbia.

Llegó e iluminó de celeste,
al cielo que en junio parecía
desgraciado, verso constante
fue su risa en verano, atavía
ruidosa del silencio renuente,
en mi exquisita soledad, amado.

Sedujo a mis manos 3 veces,
fusionó su llanto y mi llanto,
el amor creció; ya para entonces
nos habíamos enamorado tanto,
que no tentamos las intenciones
que el dolor venía preparando.

Párvulo de agua, casi puro,
fiel, risueño, inteligente, callado;
párvulo de viento, casi juro
libre y liviano como un recuerdo
vano. Me enfermó con su claro
deseo, de verme feliz a su lado.

Y así pasamos éste cálido junio
se volvió quimera de verano,
la lluvia besó nuestro insomnio
cuando el deseo se hizo profano,
a la pasión abofeteo con escarnio
y terminamos como empezó…


… DESEANDO.