Dije que escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

Escribo porque creo que no existe otro medio para expresar la vulgaridad de los pensamientos más íntimos sin ser reprendida por el tono de voz que uso cada vez que digo lo que siento.

viernes, 9 de diciembre de 2011

3:00 AM

El otoño renace
en luz de alborada,
amarra mis manos
y apuñala mis palmas,
la tinta me hurta,
mis lagrimas acaba,
cuando miro la Luna
el dolor me hace falta.
Bostezo tu recuerdo,
tu promesa, bohemio,
sobria de tu "amor"
camino en silencio,
por nuestras veredas
corazón, el alquitrán
se hace dueño de
mi respiración, de la
que un día fuiste eco.
Refresca mi pasión
tu vainilla, el licor,
los versos vuelan,
repelen mi intuición,
por deletrearte prosas
resucita un gran dolor,
amargo, turbio, no sacia
nunca tu condena de
ilusión…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leerme!