Dije que escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

Escribo porque creo que no existe otro medio para expresar la vulgaridad de los pensamientos más íntimos sin ser reprendida por el tono de voz que uso cada vez que digo lo que siento.

sábado, 15 de enero de 2011

[...]

[Tenía 12 años de vida y mi corazón por primera vez sintió dolor, uno de mis primeros poemas, no tiene título (suspiro)...Era una niña!...SOY UNA NIÑA!]

Pensarte solo pensarte
para poder recordarte,
más consuelo no me queda
que recordar tu voz que me llena.

Pensarte solo pensarte
para recordar tu sonrisa
llena de vida,
que al mismo tiempo me
regocija de noche y día.

Pensarte solo pensarte
para jamás volver a mirarte.

Pensar en ti me hace muy feliz,
porque con tan solo imaginarte
ya puedo recordarte,
aunque no como quisiera
pero si como tan solo pudiera.

Pensarte solo pensarte
para jamás olvidarte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leerme!