Dije que escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

Escribo porque creo que no existe otro medio para expresar la vulgaridad de los pensamientos más íntimos sin ser reprendida por el tono de voz que uso cada vez que digo lo que siento.

sábado, 11 de diciembre de 2010

DE MAÑANA

A: pues a nadie no?

Caminando en esta espesa confusión,
construyendo la mañana bella
con mi oscura percepción,
finco el sueño vivido en un amarga decepción,
e imagino las palabras que
nublan a este ingrato corazón.

No sé si es mentira tu verborrea con calor,
a veces eso enciende mi
sentimiento de clamor,
tal vez trunco el sendero con mi impaciencia,
no sé si es el tiempo
quien pelea con tu prudencia.

Quisiera tu alma comprender
y que gritaras esas palabras
que me tientan a ceder,
y es que con una sola evocación
tuya
una maraña se adueña de mis
entrañas,
preguntándome sin entupidas farsas
por que es que no me amas.

¿TÚ SI SONRÍES EN MARZO?

A: La humanidad [jajajajaja]

El aire tierno acariciaba mis mejillas,
su perfume tibio a mi alma revivía,
sonriendo hasta con las nostálgicas polillas,
un poco de polen en mi nariz era la vía
para el nacer de una sonrisa que olvidaba las rencillas.

Tan serena era la bella tarde,
rosada por el cielo y de muerte por los suelos,
pues las hojas secas perecían desde
que un día los hombres tiraron los señuelos
de la esperanza y de la risa su acorde.

Pareciera que en aquel momento
la luna prematura me invitaba a contraer
nupcias con el júbilo de sus ojos, y que todo tormento
se marchitara tal como las lagrimas que ayer
murieron por el cuerpo de un hombre algo tonto.

¡Jugaba, yo cantaba!, mirando a los niños
libres, tiernos, tan mordaces, mi espíritu
se regocijaba, eran niños que de la vida y sueños
no se inquietaban, quise ser uno de ellos, un ímpetu
incontenible nublo aquellos falaces anhelos estaños.

Varias veces quise regresar el tiempo,
mirarme tirada sobre la hierba fresca,
saborear un poco de aquel vid de alivio santo,
para así ser una niña que bosteza sin una cuenca
en su camino que nuble el encanto.

....y no esta terminado...igual no me gustó.

martes, 7 de diciembre de 2010

AUGURIOS

A: Se me ocurrio.

Tal vez es imprudencia
decir que me recuerdas
con pasión,
que jamás unos dientes
masticaron tu orgullo
como siempre lo hice yo,
que nunca juntaste
al aire y tu sangre
con un poco de licor,
que unos ojos como los míos
no encontraste,
que te desnudaran
con ternura sin pizca de pudor,
que el rencor en tu pecho
ni en cien días se murió,
que el beso que plantaste
en mi frente,
de tus ciruelas de fuego
ni la lluvia lo borró,
que un orgasmo no visite
sin mi voz querer escuchar,
que mis mentiras y tu vida
se completan
que no podemos descansar…