Dije que escribo, pero nunca dije que lo hiciera bien.

Escribo porque creo que no existe otro medio para expresar la vulgaridad de los pensamientos más íntimos sin ser reprendida por el tono de voz que uso cada vez que digo lo que siento.

martes, 9 de noviembre de 2010

LA PONZOÑA DE TU CUERPO

A: jajajaja!

Ojos aceituna,
lujuria en su boca,
labios carmesí
y cuerpo de vodka,
pécora su risa,
me embriaga
en la aurora,
en mil gemidos
revivo si me besa la sombra,
desea le hurte lo poco
de honra,
que tienen sus ojos
al verme sin ropa,
y suda fogoso,
supurando veneno,
veneno lúbrico
por poseer mis senos;
desnuda lo espero
cada noche en mi lecho,
mojan sus labios
mi vientre que es fuego,
en el camastro me tira,
mis piernas lo ansían,
su néctar caliente
desata mi temple,
retoña un orgasmo de
dicha y placer,
espían pecados
su piel y mi piel,
envenenado mi ser suplica
me hagas mujer,
de nuevo mañana
al atardecer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por leerme!